Archivos Mensuales: marzo 2014

Rumbo al norte


Hoy no sabemos como empezar…muchas experiencias, comidas, aprendizajes, paisajes,… y  demasiados días de retraso en el blog.

Tras la vida en el pequeño paraíso volvimos a la civilización pasando por Bogotá. Menudo caos, de nuevo en shok, calles inconexas y cambiantes. Por suerte sólo fueron unas horitas. Tuvimos recorrido “turístico” en colectivo por algunos de los barrios desfavorecidos de la ciudad. La historia se repite estés acá o allá… los ricos cada día más ricos y los pobres más pobres…

Otro colectivo y… rumbo a Zipaquirá: 2 horas – 53 km (carretera buena, sin comentarios, paradas en cualquier esquina).

Llegamos de noche pero, por suerte, nos esperan. Un chico rebacano y sus amigas rechéveres. Lo sentimos por ell@s pero traemos mucho sueño en la mochila.

Nos levantamos, ¿ducha caliente? (quizás en el siguiente post os enviaremos una foto). Desayuno, mmm… granola (el muesli de acá, con maní y pasas). Preparad@s, vamos de excursión.

Zipaquirá es la unión de Zipa (el nombre del cacique de los indígenas de esta zona) y Quirá (según las versiones: su mujer o su tierra).

Cuenta la historia que con la llegada de los españoles fueron arrasados, torturados y despojados. Matando públicamente al cacique en la plaza y todo por un puñado de sal. Cuanta sabiduría enterrada.

Sipa (como le llaman allí) cuenta con la mayor mina de sal del antiguo virreino de Nueva Granada (Colombia, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Venezuela, norte de Perú y Brasil y oeste de la Guyana). ¿Y qué hacer en un país que actualmente es tan creyente? Hacer una catedral dentro, acá llamada la 1ª maravilla de Colombia. Esperamos y sabemos que habrá de más bonitas. Era curiosa, mientras esperábamos una explicación de como hicieron la mina y la catedral nos encontramos con un guía evangelizador. Por cierto, graciosamente nos llamó pecador@s y que la culpa era de las mujeres que arrastraban a los hombres (un humor incomprensible :/ ).

Quizá el mayor encanto de “Sipa” fueron sus calles, sus plazas con recovecos mágicos,… y sobretodo sus gentes (o al menos l@s que conocimos).  Intercambios, sonrisas, aguapanela, rumba,…  y un intento de piscina frustrado ¿por quién? ¡La lluvia!

Nuevo récord: 1 hora y 30 min – 38 km. El slalom entre baches parece el deporte nacional. Suerte que la carretera era asfaltada. Eso sí, precioso paisaje en un Chevrolet de los años 50, con motor híbrido a gasolina y gas natural, lógicamente el motivo es económico pero la Pachamama lo agradece. El verde vivo de los árboles, la neblina del páramo que dulcemente nos envolvía, pájaros en el cielo, pequeñas casitas dispersadas por la montaña, una fina cascada al fondo, música colombiana de ambientación,… un pequeño viaje con luz.

Que pena… nos despedimos al día siguiente, destino Tunja, la antigua capital de Nueva Granada (Hunja para los indígenas Muiscas, otra ciudad arrasada)

8 de Marzo. Acá un día comercial más: hoy toca hacer un regalo a la mujer. En realidad, es un día para salir a la calle, gritar, reivindicar, remover consciencias y recordar a la sociedad patriarcal que seguiremos luchando hasta conseguir la igualdad; nuestra libertad.

Entendemos el origen de los asentamientos en las laderas de las montañas. ¿Pero no había ninguna con menos pendientes? Bueno… entrenamiento para el Machu Pichu.  🙂

Domingo de elecciones, quizás no era el mejor día para visitar la ciudad (oeeeee!!! por fin acaba la propaganda electoral!! ganaron los de siempre: la derecha paramilitar; posible fraude).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una gran plaza, muchas casas señoriales y poco más. A pesar de tener un gran pasado indígena (el pueblo indígena más avanzado de Colombia habitaba esta región) lo descuidan y sólo muestran los vestigios del colonialismo ¿Por qué? Todavía no lo entendemos y no sabemos si lo llegaremos a entender.


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Seguimos nuestro camino…

Anuncios

Un pequeño paraíso


Antes de empezar este post sólo decir que sin saberlo miscelánea acá tiene sentido! Síiii!! Es como una tienda de todo y más! Bueno, ahorita empezamos…

Cansad@s ya de tanta ciudad, decidimos escapar y.. ¿a dónde? al paraíso! (de momento, quizás hay lugares más mágicos por descubrir). Entre los pueblos de Tena y La Gran Vía (aunque parezca una pendejada es un pueblo). Cual caracolill@s buscando la casita de Villa María, ¿por qué había tantas que se llamaban igual? ¡Ahh sí! ¡Para perdernos un poquito! Entre llamadas de celular, colombianos graciosos que nos indicaban la dirección equivocada,… y por supuesto nuestra inseparable amiga: la Lluvia (Caracolillos cual Abuela Grillo, seguro que los campesinos adoran nuestra llegada). Caminando,  caminando, subimos, bajamos,… una carretera de casas en plena montaña, curvas, lluvia, empapad@s,… Y.. un angelito. Arcadio (quién cuidaba la finca) nos vino  a buscar. Menos mal, porque si no  aún estaríamos dando vueltas.  Por fin llegamos, casi haciendo barranquismo por ese caminito que nos llevaba a casa 😉

El lugar era hermoso, vegetación por todas partes, colibríes revoloteando, mariposas, miles de ellas, era la estación de las mariposas, luciérnagas, purpurina nocturna, orquídeas, mangos,… un lugar dónde miraras por donde miraras era pura vida!! La familia que nos acogió, un juez ya pensionado con quien conversar sobre la situación de acá, una enfermera conocedora de los saberes de la pachamama,… y Arcadio un hombre trabajador  que nos explicaba todo lo que conocía con el que pasamos muy buenos momentos (incluida la noche, a la luz de las velas, que cuando llovía se iba la luz, o  mientras veíamos la telenovela que lo peta ahorita en Colombia “La vida de Elenita Vargas”, si cuando marchemos aún no ha terminado la seguiremos por youtube 😉

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Allí, podía pasar cualquier cosa, gallinas que dormían en los árboles, superbichos que entraban volando en la cocina, perritos que te quitaban el saco y la ropa, cocina de leña a la intemperie, un lavabo donde tenías que ir con frontal, borugas en la habitación de al lado… e incluso un templito de Ganesha!

Lo sentimos, la nube nos vuelve a acosar, tenemos que correr!!!!!! 😀